martes, 3 de mayo de 2011

Nada es casual, ni siquiera este videíto hoy...

miércoles, 9 de junio de 2010


Wabi Sabi 

El Wabi Sabi es la representación artística del Zen. Se emplea para crear un contexto y entorno que proporcionen la inspiración ideal donde meditar. Se aplica a jardines, objetos, viviendas y cualquier cosa de uso doméstico o lugar en el que se vive. En los últimos años, se incide en la necesidad de crear un sitio relajante y tranquilo donde liberarse del estrés diario, dando así la importancia que el Zen siempre ha dado a vivir el momento presente.
El término Wabi se refiere a un modo de vida sencillo, que sabe valorar las cosas. Aplicado a una persona, es la que ha trascendido la necesidad de riqueza personal como factor para definirse a sí misma.
El término Sabi se aplica a las imágenes de carácter transitorio. Representa el curso del tiempo y tiene un matiz de nostalgia de la vida de la infancia.
La unión de los dos términos significa entonces, un estado de vida sencillo en el transcurso del paso del tiempo.






http://www.megustajapon.com/

martes, 1 de junio de 2010


 
“El hombre nace blando y flexible.
A su muerte está endurecido y rígido.
Las plantas verdes son tiernas y llenas de savia.
A su muerte están marchitas y secas.
Por eso, lo rígido y no flexible es la disciplina de la muerte.
Ser dócil y ceder es la disciplina de la vida.
Por eso, un ejército sin flexibilidad nunca gana la batalla.
Un árbol que no se inclina se quiebra fácilmente.
Lo rígido y endurecido se caerá.
Lo blando y flexible sobrevivirá.”

jueves, 18 de febrero de 2010

Encontrarse
dentro...

viernes, 11 de diciembre de 2009

Zarathustra está inmensamente enamorado de la vida y de todo lo que la vida provee. Es el único místico con una inmensa afirmación de la vida. No hay lugar para renunciar a nada: La vida es un regalo de la existencia. ¡Aprende a disfrutarlo! ¡Deléitate en ella! Baila con los árboles y baila con las estrellas. Ama sin celos. Vive sin competencia. Acepta a todos sin juzgarlos. Y entonces no hay necesidad de ningún Dios y no hay necesidad de ningún paraíso.

Podemos transformar esta misma Tierra en una existencia divina. Nuestra vida misma puede tornarse la expresión de la divinidad. Estoy totalmente por la divinidad, porque la divinidad es una cualidad que puedes aprender, en la que puedes crecer. Dios es sólo una idea muerta. Cuanto antes sea descartada, mejor, porque gasta tu tiempo sin necesidad.

Zarathustra desearía que tu vida fuera un jardín donde cantaran los pájaros, donde se abrieran las flores, donde bailaran los árboles, donde el sol viniera con alegría. Zarathustra está absolutamente a favor de la vida, y ésta es la razón por la que no tiene muchos seguidores. Los envenenadores, la gente destructiva, tienen millones de seguidores. Y un Maestro único, un místico único cuyo mensaje entero es amor y vida, ha logrado la religión mas pequeña del mundo.

La religión de Zarathustra debería ser la única religión. Todas las otras religiones deberían ser enterradas en los cementerios, porque excepto para la vida, no hay Dios, y excepto para el amor, no hay oración.

...Así hablaba Zarathustra.


Osho

miércoles, 28 de octubre de 2009


Y no puedes ser algo diferente de lo que eres. Deja que esto cale profundamente en tu corazón: sólo puedes ser lo que eres, nada más. Cuando te ha penetrado esta verdad, «sólo puedo ser yo mismo», desaparecen todos los ideales. Automáticamente se descartan Y cuando no hay ningún ideal, te encuentras con la realidad. Entonces tus ojos están aquí y ahora, estás presente en lo que eres. Desaparece la división, la separación. Eres uno.

martes, 18 de agosto de 2009

Aprende a crear silencio en tu mente y florecerá la paz en tu alma,
verás la vida con otros ojos, descubrirás el lenguaje de Dios.
Para estar interiormente en silencio, no pienses demasiado,... confía en ti mismo,
en los demás y en la vida, verás que todo es más fácil de lo que aparenta ser.
A menudo, con la buena intención de resolver un problema, acabas convirtiéndote en parte del problema. Para aceptar el problema, es más práctico mantenerte en silencio y tranquilo.
No es necesario complicarte investigando las causas, sino usar tu potencial creativo para buscar soluciones. Observa, reflexiona en silencio y toma una decisión.
En el Océano del silencio puedes descubrir tus tesoros eternos de
paz, amor y felicidad.
Se dice: el descanso es lo mejor. Imagínate un Océano de paz y de silencio y sumérgete en él.
Permite que tu mente se relaje y disfrute de unos momentos de tranquilidad.
Libérate de todo lo inútil que mantienes en el interior. Por unos momentos, suelta de tu mente todos los asuntos mundanos y triviales, tareas pendientes, informaciones innecesarias, conversaciones irrelevantes...
Enfócate en tu espacio interior y en la sensación de calma y paz que se va generando en la medida que te desprendes de todos esos pensamientos. Disfruta de este estado de libertad de la mente.
Ahora estás en un espacio de silencio y quietud interior.
Este es el mejor descanso.
Al despertar, el primer pensamiento es la semilla de tu creación para
el resto del día.
Cuando abras los ojos, siéntate un momento y agradece el regalo de un nuevo día, crea un pensamiento de paz y disfruta de unos momentos de silencio.


En el silencio se funden los
malos sentimientos y el dolor del pasado.
En el silencio puedes escuchar el canto sin sonido de Dios diciendo: "Hijo mío, ven y descansa conmigo, eres un alma de paz".
Kumaris


martes, 9 de junio de 2009

El amor es un río que fluye sin fin

Una relación significa algo completo, acabado, cerrado. El amor jamás es una relación; el amor es una unión. Siempre es un río que fluye sin fin. El amor no conoce un freno completo; la luna de miel empieza pero nunca acaba.

No es como una novela que comienza en determinado punto y termina en determinado punto. Se trata de un fenómeno en curso. Los amantes terminan, el amor prosigue. Es algo continuo. Es un verbo, no un sustantivo. ¿Y por qué reducimos la belleza de la unión a la relación? ¿Por qué tenemos tanta prisa? Porque unirse es inseguro y la relación es una seguridad, la relación posee una certeza. Unirse es el simple encuentro de dos desconocidos, quizá algo que dura una noche para despedimos por la mañana. ¿Sabemos qué va a pasar mañana? Y tenemos tanto miedo que queremos convertirlo en una certidumbre, queremos que sea predecible. Nos gustaría que el mañana estuviera de acuerdo con nuestras ideas; no le brindamos libertad para que se exprese como es. De modo que de inmediato reducimos cada verbo a sustantivo.

Están enamorados de un hombre o una mujer y de inmediato empiezan a pensar en casarse. En hacer que sea un contrato legal. ¿Por qué? ¿Cómo es que la ley entra en el amor? Lo hace porque el amor no está presente. Solo se trata de una fantasía y saben que la fantasía desaparecerá. Pero antes de que desaparezca, se asientan; antes de que desaparezca, hacen algo para que sea imposible de separar.

En un mundo mejor, con personas más meditativas, con un poco más de iluminación en la Tierra, la gente amaría, amaría inmensamente, pero su amor seguiría siendo una unión, no una relación. Y no digo que ese amor llegará a ser únicamente momentáneo. Existen todas las posibilidades de que ese amor sea más profundo que el suyo, que posea una cualidad más elevada de intimidad, que tenga más poesía y más de Dios en él. Y existe toda la posibilidad de que ese amor dure más de lo que su así llamada relación pueda llegar a durar jamás. Pero no lo garantizaría la ley, ni los tribunales ni la policía.

La garantía sería interior. Sería un compromiso desde el corazón, una comunión silenciosa.

Osho

domingo, 7 de junio de 2009




El agua es profunda, como un río subterraneo, oscura y fértil, un útero, verde jade.
Invernal se enraiza, se aquieta y concentra.
Es como un hechizo, de suave adormecimiento.
La esencia primitiva.
Reserva y es intensa, para dar origen a un nuevo ciclo.

sábado, 28 de marzo de 2009

Zen Tarot Card
Los Amantes

Estas tres cosas se tienen que recordar: El amor más menudo, pequeño se llama sexo; es físico... y la forma más refinada del amor es la compasión. El sexo está por debajo del amor; la compasión está por encima del amor. El amor se encuentra justamente en medio.

Hay poca gente que sabe lo que es el amor. El 99% de la gente piensa que la sexualidad es amor. No lo es. La sexualidad es muy animal, tiene ciertamente el potencial de convertirse en amor, pero no es un amor realmente, sólo una potencia.

Si te vuelves atento y consciente, meditativo, entonces el sexo puede transformarse en amor. Y si tu estado meditativo se vuelve total, absoluto, el amor puede transformarse en compasión. El sexo es la semilla, el amor es la flor, la compasión es la fragancia.

Buda ha definido la compasión como "amor más meditación". Cuando tu amor no es únicamente deseo por el otro, cuando tu amor no es únicamente una necesidad, cuando tu amor es un compartir, cuando tu amor no es el de un mendigo sino el de un emperador, cuando tu amor no pide nada a cambio sino que está dispuesto a dar, a dar por el simple gozo de dar, entonces añádele meditación y se liberará una fragancia pura. Esto es compasión; la compasión es el fenómeno más elevado.


Osho